Horrores y grillos

Después de unas interesantes y alimenticiamente restringidas semanas, y uno de los peores “San Valentín” de mi vida (más aburrido, no es que haya pasado algo malo la verdad); me dispongo a escribir algo que me ha estado asediando hace unas semanas.

Días después de comenzar mis exámenes médicos y tras varias estadías en mi casa (con lo que eso significa), comencé a tener ciertas… pesadillas u horrores nocturnos, todos apuntando a un tema en particular (pesadilla recurrente): ansiedad. Sin embargo, había otro patrón, todos los sueños trataban de un momento decisivo/final en el que de pronto todo de venía encima (viajes, exámenes, preparar algo, decisiones, etc.), y para los que había tenido tiempo para prepararme pero no lo había hecho.

Este año comienzo mi última etapa como estudiante en formación, es mi 5to (6to) año y en agosto debería comenzar mi práctica profesional. Claramente creo que mis sueños apuntan hacia eso, sin embargo, la ansiedad se me va poco a poco transmitiendo a otras facetas de mi vida y estoy teniendo una mala semana, mi ánimo no está bien, mi autoestima, mi energía, están en un nivel muy bajo y si a eso lo sumo otros problemas personales y el hecho de que queda muy poco para comenzar el año académico, estoy un tanto agobiada.

Como punto aparte, pero en relación a mi estabilidad emocional, está el haberme enterado de que una de mis (ex)amigas se iba de intercambio a Corea del Sur. Corea no me es un país particularmente llamativo, por gustos personales no es como que mataría a alguien por ir, me gustaría conocerlo y todo, pero no tengo alguna fascinación o interés especial en conocerlo; pero siempre quise irme de intercambio, en algún momento de mi vida, alrededor de 2009, se me presentó una oportunidad de irme al extranjero, pregunté si podría pero la respuesta fue: “es muy caro”. Y con eso en mente, si bien el deseo siempre estuvo ahí, la posibilidad de veía muy lejana; ya en el 2014, un grupo de mis compañeros de curso emprendieron viaje a Europa, España, más específicamente (Madrid y Granada), por intercambio universitario. Ahí veía yo, cumpliendo mi sueño a un montón de extraños que tal vez sólo vieron en eso una oportunidad de tomarse bonitas fotografías para Instagram o una forma de engordar su CV, tal vez me equivoco, ojalá que sí. No es que no quiera que ellos lo hagan, está bien por ellos, lo que me destrozaba era ver cómo, una vez más, todos tienen lo que yo quiero y no hago nada al respecto. De todas formas, unos meses antes de enterarme ya había firmado mi sentencia, no había tenido una buena temporada, y por eso mismo había reprobado dos asignatura, ya no estaba al día y por ende, no podía postular a nada, y como en 5to no se puede hacer intercambios, por mucho que me esforzara y ganara dinero nada fue. Tal vez suene ridículo, envidioso, (no sé, es lo que me han hecho sentir) pero me destrozó, pasé días llorando y sintiéndome lo peor de la vida, trataba de no pensar en ello, pero ahí aparecían sus fotos y yo sólo podía amargarme más, porque hasta salían mejor. ¿Qué sentido tenía yo? Fea, gorda, cobarde, gigante, tímida, tonta, inestable emocionalmente, sin amigos… ¿Que más podía hacer? Me resigné y seguí con mi vida, a los meses se fue otro grupo, que además había “comprado” su postulación cayendo en malas prácticas estudiantiles y con profesores, puro “pituto” y cargos inventados. Una burla, que debo añadir, me sorprendió de una persona en particular. Nuevamente me sentí pésimo, lo único que me confortaba era quejarme con una recientemente recuperada amistad, no era mucho, pero era mejor que sentarme a llorar cual Bridget Jones.

Estas cosas me afectan mucho, me afecta cuando la gente viaja, me afecta cuando la gente se va a vivir al extranjero porque es lo que yo siempre quise, pero nunca tengo la libertad o la oportunidad de hacerlo bien. O voy con nada de dinero, o voy con gente desagradable, o voy sin tiempo, siempre dependiendo de otros, siempre falta algo, o simplemente está el recordatorio constante de que cuando vuelva sólo habrá caos y destrucción (que fue lo que pasó el año pasado). No sé, tal vez estoy cegada por la idílica idea de tener una experiencia “perfecta”, conocer gente, hacer cosas nuevas, vivir una nueva cultura… Será mi reflejo de huida, que ya no fue suficiente la ciudad, ahora quiero huir del país…

Me da pena, porque mi novia no me entiende, dice que no importa que puedo ir después, y es cierto, se puede… “es una posibilidad”. Pero no es sólo eso, es la idea de que todos aquellos que se van se han ido porque han tenido a alguien que los apoye, que esté con ellos, es saber que ellos fueron valientes, si, pero se fueron cuando su vida era más fácil y las responsabilidades y todo lo demás no era de ellos, y/o cuando sabían que alguien estaría para ayudarlos si algo pasaba o para recibirlos cuando volvieran. Yo estoy sola, siempre lo he estado y cuando yo pueda porque por fin tengo la “real libertad”, voy a tener tantas responsabilidades que sé que lo pospondré y que no lo haré o que si lo hago, se transformará en una pesadilla ansiosa. No sé qué será de mi en unos años más, pero ¿qué tal si estoy peor? ¿qué tal si mi vida es aún peor y sólo me arrepiento aún más de no haber vivido mi juventud? No es ser negativa, el punto es que si todo está bien, no hay nada de qué preocuparse, lo que me preocupa es “qué ocurre si no…”, hace unos años pensaba que tal vez ahora estaría mejor, pero aquí estoy, sin siquiera poder recurrir a comer, dándome asco a mi misma, y pena. Sintiendo que nadie está a mi lado, ni siquiera mi gata o mi novia, y que no importa qué tan buenos amigos o qué tan buenas intenciones tenga mis (algo así como) amistades, no quieren escucharme, se aburren, no les interesa, no quieren, no saben que hacer… No los culpo, yo misma no sé qué hacer.

En fin, antes de caer en el lastimero “por qué no yo?”, tomaré mis cosas, me iré a ver algo y pensaré en Finn y en The Rolling Stones… Porque no siempre puedo tener lo quiero, pero tal vez tenga lo que necesito… Ese tendrá que convertirse en mi mantra, mi consuelo… no tengo nada más a lo que aferrarme.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s