Inmigración e Indignación

“Mira está lleno de negros y peruanos”

Hoy iba en la micro y había un evento en el centro, por lo cual la micro se desvió pasando por Plaza de Armas. Iba en los asientos que van de espalda, cuando escucho en el asiento anterior “Mira está lleno de negros y peruanos, yo los echaría a todos del país”.
Y sentí rabia, mucha rabia, porque un par de minutos antes, un extranjero me había preguntado si la micro volvería a Alameda, porque él necesitaba bajarse en Estación Central. Y al momento de mirarlo, sentí una vergüenza terrible porque tenía la certeza de que al igual que yo, él también había escuchado ese comentario cargado de ignorancia. Y pensé ¿cuántas veces al día él deberá escuchar comentarios como ese?, ¿cuántas veces le escupirán directamente ese comentario?. Porque en este país clasista, racista, machista y un largo etcétera, aún le decimos “inmigrante” a la persona que proviene de país sudamericano, habla español o es de piel oscura, y le decimos “extranjero” a la persona de “país desarrollado”, piel/cabello claro o que habla inglés, francés y/o alemán.

Asumo que este pelotudo estaría feliz de ver Plaza de Armas llena de gringos, y llegaría a su casa sintiendo la tranquilidad de que como país estamos la raja, no importando si es allegado, vive hacinado, no tiene acceso a educación /salud gratuita (o cualquier derecho social que como país no resolvemos), viaja en un pésimo transporte público, le entrega el fruto de su trabajo a una empresa sin rostro que le consume la vida, y bueno, un extenso sinfín de hechos.

Y giré para ver el rostro de este tipo, y !oh!¡Sopresa!… En el asiento no iba un dios nórdico, caucásico, que me enceguecía con su rostro claro y cabello rubio. NO! iba un chileno promedio, de estatura promedio, de ojos café promedio, de rostro moreno promedio. Y pensé en el sur, en la señora que me contaba que supo después de los 20 que era mapuche, ya que la familia de su padre la buscó para que conociera sus raíces, y que al momento de enfrentar a su mamá esta le dijo:”Te prefiero guacha que mapuche”.

[[Este es un posteo que una conocida publicó en su Facebook a lo no pude menos que responder con lo siguiente]]

Este año me ha tocado escuchar tantos pero tantos comentarios como ese, y no puedo estar más de acuerdo contigo. Me da rabia, me da pena… El otro día no más hablaba con alguien el tema y diciendo algo parecido: “les molesta que sean morenos, que no tengan los ojos claros, les molesta que no sean europeos o gringos…. porque nadie se queja de los alemanes del sur, aaah pero de los peruanos, bolivianos, haitianos, colombianos, venezolanos…. pffff Esos son lacras, no?”. Y me enfurece, porque pienso en MIS parientes que alguna vez fueron inmigrantes (independiente de cómo sea mi relación con ellos), me da pena porque no son capaces de ver un poquito más allá de sus realidades y no piensan en todo lo que significa estar en un país ajeno, que te traten así, que te discriminen que te digan “oye, habla bien, que no te entienden negro weón”. No sé…. nos creeremos quizás qué cosa que no pensamos en que también nos podría pasar, y que no es fácil dejarlo todo atrás para sobrevivir o para darle algo mejor a tu familia… ¿Cuántos chilenos se van a hacer magister o a trabajar, etc. al extranjero al año? Es penca que incluso esa gente te diga estupideces como esta: “malditos inmigrantes, son una plaga, yo los mataría a todos”…. De verdad muero de verguenza, de rabia y de pena…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s