Vida defectuosa

Hoy día, bajando por Facebook, me topé con una niña, el perfil de ella, más bien… me llamó la atención porque su foto de perfil no era la típica selfie y era una muy buena foto. Abrí su perfil, es gratis y yo curiosa, vi una despampanante sonrisa y no podía dejar de mirar sus fotos… Todas, absolutamente todas las fotos que pude ver de ella eran muy hermosas, ella era muy fotogénica (no sabría decir que realmente era “linda”, pero sí que era fotogénica) y su sonrisa se robaba la película definitivamente. Había viajado harto, tenía fotos en lugares paradisíacos y en piscinas envidiables, se había titulado hace poco y es de esas personas que siempre están haciendo cosas porque al parecer la universidad no les quita la vida ni la felicidad (ñe~). Y si bien me encantaría tener todo eso, me detuve en su sonrisa, y le doy como matraca a eso, porque DIOS MIO!! Yo, acabo de hacer consciente el hech de que soy incapaz de sonreír, me cuesta, me sale poco natural, y como que mi cara de acostumbró a no hacerlo… Podría culpar a muchas personas de ello, pero la verdad es que no me interesa eso, sólo me detengo en que “no puedo” y ver esa sonrisa que hacia que la foto más mala, más básica se vea como de estudio fotográfico… Su piel… yo no sé si estará retocada o no, pero ninguna foto era de esas que sacas con el celular de 2MP para que no se noten ni tus ojos, no eran selfies (ninguna)… Puede ser que alguna tuviera mano negra, pero la sonrisa era de ella y de pronto me invadió una envidia corrosiva: ella parece tener la vida perfecta, se ve feliz, es delgada, es alegre, viaja, tiene piscina, y tiene esa sonrisa… Y a mi cabeza llegaron imágenes de mi sonriendo ¡qué horror! De verdad, de verdad, de verdad, yo no nací para sonreír, tal vez mis fotografías son mejores serias y estilo “modelo maniquí pero más gorda que un snorlax”, pero me da pena, porque ese ha sido mi carga toda mi vida “que soy seria”, “que soy amargada”, “que soy enojona”, “borde”, etc… Y eso me enferma, literalmente, me cansa, me desespera, y me hace mal ya… Soy demasiado sensible a lo externo, no soy permeable ni influenciable, soy sensible, SIENTO lo que pasa a mi alrededor y lo siento como propio y con más razón, lo que pasa a mi lo siento el doble o más, entonces me afectan mucho ese tipo de juicios precipitados… Entonces la veo a ella, sonrisa perfecta, enfermera de la PUC, con dinero, feliz (todo a raíz de lo que vi y leí nada más, nada muy exhaustivo) y me da rabia, porque siento que yo no tengo nada bien, ok, tengo cosas, obvio, pero siento que nada está bien, siento que me tocó una vida defectuosa y aunque intento pensar en que al final todos a veces pensamos así o que todos tenemos “algo” en nuestras vidas y que incluso todo lo que vi de esa niña podría ser falso o guardar toda una historia detrás, no puedo dejar de pensar en que yo ni siquiera soy capaz de sonreír… Mi cara, mi boca, no están hechas para ser feliz, y eso me entristece mucho…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s