A pedazos

Hace dos semanas ya que no escribía nada…

Esta semana iré a Buenos Aires por el fin de semana, no estoy muy emocionada, de hecho, más bien agobiada por el tema. Me encanta viajar y conocer, pero no me gusta mezclar las cosas: durante el año yo estoy en la universidad y ese es mi límite, en las vacaciones no existen los límites… Claramente no fui yo la de la idea, fue sorpresivo e inconveniente pero no puedo decir nada, sólo espero que en diciembre no me arrepienta de algo.

Esta semana ha estado llena de pequeñas cosas, terminé un proyecto que inicié en julio, desheché otro, concreté algunas compras que tenía pendientes y estoy arreglando un poco la casa. Eso es bueno, por un lado siento que estoy concretando cosas, ya que por el otro estoy en pánico completo por lo cerca que estoy de salir y de tener que entrar a trabajar…

Quiero que la universidad se termine pronto, estoy cansada de todo esto, hace 12 años que dejé de disfrutar las instancias educo-sociales, de ahí todo se convirtió en tormento académico y en malas amistades. Yo sé que tal vez me arrepienta, cada fin de semestre me lo planteo “si en realidad no estaba tan mal”, pero es que estos años se me han hecho tan incómodos y agobiantes! Mi familia está sobre mí y me tratan como jamás me trataron de niña. Y todo lo que hago me tira dos pasos hacia atrás. No puedo ni preocuparme de mi salud porque según mi padre: “no puedo, eso es de débiles”; mi madre dice que vaya pero no tengo dinero; no tengo tiempo porque coinciden con mi horario en la uni. El bruxismo, el ovario poliquístico, las migrañas, la depresión, mala visión, problemas de concentración, ansiedad severa, tos crónica, dolor de estómago y mala digestión crónicos, el dolor de pies, el dolor de espalda… Yo creo que es bastante con lo que lidiar y de sólo pensar en la de exámenes, otros especialistas, recetas, dietas y cosas en las que desembocará me agobia aún más porque me quita tiempo, y tiempo es lo que quiero y necesito para mi! para conectarme conmigo, para escucharme, para hacer lo que me gusta sin tener que pensar en el futuro o en las cosas pendientes…

Ha sido una semana difícil emocionalmente, me he estado planteando muchas cosas y pensando en otras y con todo esto dando vuelta, me siento cansada muy cansada y miro a mi alrededor y sólo puedo sentir envidia… No me gusta admitirlo, de hecho, me molesta mucho, pero el ver cómo gente siempre está tan tranquila, la gente viaja, la gente sale, la gente tiene buenos amigos, la gente lo hace todo sin preocuparse… No es una cuestión de actitud y no es algo tan fácil como “deja de preocuparte!, no pienses tonterías!”, para mí es una tortura y ver cómo a esa gente le va mejor o por último, todo le sale como a mi pero sin el sufrimiento y sin el esfuerzo… Me mata el pensar que esto será así toda mi vida y más encima siento que no podré porque no sé nada, porque el mundo me queda grande…

Tengo esa sensación de querer atrapar el mundo pero no puedo… No quiero ser ambiciosa, sólo quiero tener que arrepentirme de lo menos posible… pero no puedo, simplemente nada me llena y me siento ínfima… No sé que hacer… Mi mundo se cae a pedazos y nadie se da cuenta y probablemente nadie entiende por qué…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s