De la niñez…

“De los momentos más felices en nuestra vida… De cuando uno es niño y lo disfruta todo mucho más…”

Siempre escuché “disfruta ahora mientras puedas, después ya te quejarás”, “cuando eres niño/joven la vida es tan fácil”, también escuchaba “cuando niño no se aprecian esas cosas”… Y así. Yo creo que ambas son reales y falsas a la vez. Uno siempre puede disfrutar, pero uno si se queja de que no; cuando uno es adulto la cosas de “niños” si son más fáciles, cuando eres niño, no. Y cuando eres niño no aprecias ciertas cosas que cuando adulto si, pero también hay muchas cosas que la experiencia como adultos nos va nublando y dejamos de ver, pero que cuando niños si las vemos.

Yo no recuerdo que mi infancia fuera particularmente fácil o difícil. Mirando hacia atrás efectivamente pienso en lo “fácil” que era mi vida entonces, pero yo recuerdo que si bien siempre me las arreglé para no pasarla tan mal, nunca fue miel sobre hojuelas. [Mi madre nunca me ha querido mucho, no era para nada cariñosa, jamás me tomaba mucho en cuent y le encantaba hacerme hacer cosas que yo no quería o que me daban verguenza; plus, nunca fui muy bonita y siempre fui gran y gorda -estilo Big Patty o más-, tampoco era muy simpática y/o sociable, es más, era/soy tímida y heredé la verguenza de mi madre y el apego constante a las reglas de mi padre, so, esa era una mala ecuación para un niño]. Me gustaba mucho hacerme mis propios mundos, mis fantasías… Armaba carpas en la patio con las sábanas recién lavadas, ponía almohadas en el piso para simular carpas gitanas y/o árabes, tomaba todo lo que podía y hacía que fuera parte de mi juego, de mi imaginación y amaba crear historias (aún); pero como se puede esperar de alguien que vive en su mundo interno y que además es bastante perfeccionista, nunca pude encontrar a alguien que siguiera la historia bien, que entendiera lo que estuviera pasando y que fuera capaz de verme como la princesa o a veces como la guerrera, a veces como ambas… Yo no era bonita, ni pequeña, ni delicada… yo no era princesa, y yo tampoco era hábil, ágil ni con mucha personalidad, por lo tanto, tampoco era guerrera. Yo era un estorbo en la historia prototipo del resto, por lo que en eso se convirtieron los demás para mi, en estorbos para MIS historias.

Todo lo anterior es para ilustrar un poco que no fue tan fácil para mi, tenía muchas cosas en la cabeza siendo muy pequeña y absorbí cosas de mis padres que no me hicieron bien y que, como yo lo veo, fueron haciéndome meterme cada vez más dentro de mí misma, porque ahí me sentía más segura, ahí podía ser quien soy. No es fácil ser niño per sé, a lo mejor si es más simple, pero uno va avanzando etapas a medida que puede y en virtud de cómo uno se desarrolle, todos tuvimos momentos difíciles cuando niños/adolescentes que ahora consideramos ridículos, pero nos olvidamos de lo terrible que pudo llegar a ser en ese momento para nosotros, y yo creo, personalmente, que eso hace que no completemos nuestro aprendizaje y caigamos en cosas muy injustas como juzgar a los otros por acciones similares sin pensar en cómo fue para nosotros, nos hace “tropezar con la misma piedra”, nos hace desvalorar las vivencias de otros (siendo niños, jóvenes, adultos o ancianos); y al final ese “crecimiento” no es más que algo que pasamos “por inercia”.

También he escuchado a adultos mayores, sobre todo mujeres, que dicen mucho “qué tonta fui, por tener verguenza no hice tantas cosas”, “uno ha vivido tanto que aprende a dejar los miedos atrás”, “y miedo de qué voy a tener, si ya me voy a morir”, uno ve también que muchos adultos mayores “comienzan su vida” ya a los 65-70 años, porque ya no sienten las limitaciones que sentían antes. Entonces, de ahí podemos sacar que nosotros también seremos de esos ancianos que después se arrepienten de no haber hecho más cuando jóvenes, que la vida era más fácil y que uno es el que se “arma los propios problemas”. A pensad en ello, disfrutad lo que puedes cuando lo tienes, que lo único que te detenga sean tus limitaciones personales; si hay algo que uno debiera mantener de cuando uno es niño es eso, la capacidad de ver el mundo como algo mágico, nuevo y de disfrutarlo.

dsc00077

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s