Tíidad vs Parentalidad

Desde pequeña (o al menos desde que tengo recuerdos más vívidos) deseaba estar en un internado. Veía películas, series, en las que parecía ser mucho mejor estar en un claustro con amigas/enemigas y en un entorno resguardado y diferente; o bien, al cuidado de unos tíos en alguna otra parte de la ciudad o campo. Mi vida siempre me pareció aburrida, mi familia no salía nunca a ninguna parte (el mayor paseo era ir al centro comercial cuando era época de alguna festividad o cumpleaños), no éramos unidos y tampoco interesantes. Mis padres casi no se hablaban, y estaban “separados” dentro de la misma casa; mi hermano sólo estaba en la escuela o jugando Nintendo y obviamente jugaba con sus amigos solamente; mi hermana era ya adolescente, por lo que claramente su mundo giraba solo ante ella y sus intenciones de ser popular y a lo mejor conseguir un novio estilo Back street Boys. Por mi parte, yo estaba sola la mayoría del tiempo y por ende, como era pequeña y estaba sola no era mucho lo que podía hacer. Mis padres tampoco fueron jamás de darnos dinero, por lo que cuando ya fui creciendo tampoco tenía mucho que hacer, incluso en mi adolescencia salí muy poco, porque a pesar de que nunca gasté dinero en cigarros, alcohol u otros (que un/a adolescente normal si gastaría) aún así el dinero estaba reservado para ocasiones MUY especiales y era escaso, y no precisamente por falta de ingresos. Frente a todo este panorama el estar en una escuela-internado en algún lugar de europa me parecía fantástico.

Pero a donde quería llegar con esto es a una breve reflexión respecto a lo primero que mencioné: “crecer al cuidado de otra persona o personas, distintas a tus padres”.

Bueno, yo crecí con mis padres (como se hizo evidente anteriormente), y sólo conozco gente que creció con sus padres (o al menos con uno de ellos), conozco historias de gente que se fue de donde sus padres o que sus padres se separaron y los dejaron al cuidado de otros o bien, que simplemente se fueron y quedaron con abuelos, etc. Es cierto que finalmente, todo tiene que ver con la “suerte” que te toque, y de si tus padres logran hacer esa conexión con sus hijos, pero me da la sensación de que el ser el cuidador “externo” (no padre) hace de cierta forma más fácil ese vínculo. Cuando uno es mamá, papá, hay muchos más sentimientos mediando en la relación, y en muchos casos, es justamente este sentido de sobreprotección, de sobrecuidado o de sobreestimación, que termina dañando no sólo la relación, sino también a las partes por separado. Por ejemplo, un hijo al que una madre/padre insiste en inculcar ciertos valores y costumbres puesto que ella ha visto que es valorado socialmente y por ende quiere lo mejor para su hijo, esta preocupación excesiva (tal vez incluso egoísta*) de ayudar a su hijo a que no sea lapidado socialmente tal vez como lo fue su madre o alguien que ella conoció o bien, que responde a un miedo que siempre ha tenido, es un arma de doble filo: puesto que deja de escuchar al hijo en virtud de su deseo de que su hijo esté bien…. Pero a veces no siempre lo que creemos mejor es realmente lo mejor, y es muy difícil entender eso, aún más para una madre/padre cegada/o por el amor a su hijo.

Por otro lado, es mucho más difícil que eso ocurra en ese mismo ejemplo, pero con el joven siendo cuidado por un tío o una tía o sus abuelos. Hay ciertos límites que no se transgreden, sin importar lo buena que sea la relación, es por ello que es más posible que haya una relación más distante y con menos compromiso con este cuidador, lo que puede llegar a ser muy cómodo para algunas personas y por ende, se genera una mejor relación e incluso cierto nivel de complicidad. Tal vez es justamente esa distancia la que permite ver a ambas partes con la objetividad suficiente y comprender mejor al otro.

Ahora bien, no siempre es así. Para algunos las relaciones de autoridad distintas dejan de serlo y es más fácil transgredirlas o bien, una figura de protección distante puede generar una sensación contraria de “desprotección”.

En fin, no todo es miel sobre hojuelas, y eso lo sé, pero en mi ignorancia aún así me permito reflexionar respecto a esto y decir algunas cosas que me rondan en la cabeza.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s