Aficiones

Una de las actividades a la que le he tomado mucho cariño los últimos años es a ver series. Me puedo pasar horas abstrayéndome mientras veo series, descubro una y me la puedo “comer” en poco tiempo (e incluso tan sólo en días). Sentada o recostada en mi cama, en la sala, generalmente sola (por gusto, me gusta disfrutar de ciertas cosas en mi soledad), a veces acompañada; y de distinta índole de temas. Game of Thrones, Sherlock, Twin Peaks, How I met you mother, The Big Bang Theory, Dr. House, Law & Order: UVE, Orange is the New Black, Vis a Vis, Grace & Frankie, Jane the virgin, Bates Motel, The Walking Dead, Fear the walking dead, Los Simpsons, por nombrar algunas que recuerdo en este momento.

Me gusta cuando las series logran absorberte, logran meterte tanto en la historia que por un momento (lo que dure el capítulo) te hagan olvidar todo a tu alrededor. No se trata de olvidarlo todo todo, si mi casa se está quemando claramente lo notaré, pero es la pseudo libertad que mi mente consigue por ese momento de dejar de pensar en mis problemas y en todo lo que tengo ahí adentro atormentándome. Sé que a lo mejor no es lo más sano, pero no hay muchas formas que realmente me hayan servido, por lo que le doy una amorosa bienvenida. [¿Qué mejor? Logro compatibilizar cosas que me encantan con cosas que me hacen sentir mejor, ¿no es esa la idea?]

Ahora, obviamente no todas me generan eso, otras sólo me distraen, me dan risa, o me preocupan… Siempre trato de verlas según mi humor, hay series que no veo cuando estoy de buen humor y hay series que sólo veo cuando me siento “triste”, pero de cierto “triste”, porque hay otro “triste” que es diferente y que no sirve para ver esas cosas…. A veces termino deprimiéndome aún más, el verlos a todos felices, pasándolo bien o haciendo algo con sus vidas, no soy de las personas a las que eso le motiva.

Tal vez esto pueda parecer una locura, una estupidez, darle mucha importancia a estas cosas de ficción… O bien, puede ser que estén totalmente de acuerdo conmigo… Más allá de lo que se piense, así me siento.

Sólo sentía que quería escribir sobre eso. Hoy terminó la cuarta temporada de una serie que comencé a ver el año pasado y debo decir que me dejó algo ensimismada… De pronto, después de tanto verla y de un momento a otro me sentí identificada con un personaje, sólo algunos aspectos; también vi a gente que conocía en él, vi más del personaje de lo que vi en todo el tiempo que estuve mirando la serie, y eso realmente me dejó en un total silencio, muchas cosas vinieron a mi y no sabía cómo sacarlo.

“Y de pronto, esa fragilidad que siempre había pseudo-escondido pareció resurgir hacia la luz. Finalmente comenzó a mostrar su brillo, pero no ese brillo de excesiva e incluso falsa alegría, no, era ese auténtico brillo de alguien inocente, puro y demasiado bueno para este mundo. Ese brillo que no se ve en las donaciones, ni se mide de acuerdo a tu actuar con el resto; es ese brillo que alegra a quien lo ve y hace de cada momento único y especial, porque lo vive como si así lo fuera… Como un hermoso paisaje, como una fresca brisa, su sola existencia es suficiente…”li-white-pine-lyon-blvd-620

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s