Propósitos de año nuevo

Es clásico que cada fin de año la gente haga listas de las cosas que no le gustaron de esa año, o de cosas que quiere cambiar el próximo, o bien, sólo listas de “el próximo año me comprometo a…”. La mayoría lo hemos hecho, o al menos pensado.

Son apenas las 6AM, no he dormido más de 3 horas, estoy agobiada por tantas cosas que me están pasando. Una tras otra, una tras otra me van consumiendo. De pronto, me pongo a ver a mi alrededor y comienzo a pensar en que hace tan sólo algunos meses yo planeaba cómo sería mi año. Yo quería comenzar a preocuparme más de mi, el año anterior había estado ahorrando para el viaje y estaba muy acotada económicamente; por ende, este año se veía un momento excelente para retomar mi el control de mi salud. El viaje me tenía, de cierta forma, revitalizada… La gente me inspiraba a ser mejor, a estar mejor, el ejercicio me sentaba bien y la experiencia me hacía sentir llena.

Pero de pronto, comenzaron a dejarse ver algunos problemas. Si, porque el mundo no se detiene cuando tu te vas, el mundo avanza y te entran a robar. Con eso, te das cuenta de que debes aterrizar y que ese no es el único problema a solucionar, ¿recuerdas todos esos problemas técnicos del año pasado? Pues ahí están aún, y no puede hacer nada a la distancia, no puedes pedir ayuda ni hacer las cosas tu; y así, todo comienza a caerse a pedacitos.

Una vez de vuelta, y con todos esos -y algunos otros- problemas encima, comienzas el año… Poco a poco te vas dando la oportunidad de, a pesar de todo, seguir adelante y estar lo mejor posible. Pero los problemas no se dejan esperar y comienzan nuevamente. El miedo constante a que alguien entre a la casa a robarte, que no llueva pues se inunda la casa, que no sale agua caliente, que hay que mantenerlo todo pues se está deteriorando…. Y no puedes darte unr espiro, pues hay que limpiar, ordenar, hacer cosas… Buscas hacer lo mejor e inviertes dinero que no te corresponde en mejoras para la casa, para que se vea mejor, pero das un paso adelante y tres para atrás… Aparecen visitas con mañas, sucios, desordenados y exigentes, me presionan, pero si digo algo, sale conflicto. Me compro un teléfono nuevo, me sale malísimo. Montones de problemas en la universidad, muchas cosas que hacer y descubrimientos personales que sólo me agobian más.

Estoy de cumpleaños, y en lugar de tener un break de toda la mierda, termina todo en una gran pelea, y dándome más problemas.

Ahora no tengo dinero y quiero irme de esta casa, no me alcanza el dinero y no puedo trabajar pues si no dejo la universidad.

Me voy a dormir y se pronto se rompe el piso. Ahora no solo vivo con el miedo a que me roben y muchas otras cosas más, ahora también temo caer a la casa abandonada del primer piso mientras duermo, camino o me baño….

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s