Búsqueda de compromiso

Llevo muchos años autodenominándome “escritora frustrada”, “fotógrafa frustrada”, “detective frustrada”, “músico frustrada”, entre otros; y oh wait!, sueno la mujer más miserable de la tierra! Sueno como si jamás hubiera podido conseguir algo, si viviera con una eterna nube gris sobre mi cabeza, pero no es así. Y es que si bien puedo no estar frustrada en cualquiera de estas áreas y aún así no ser feliz; hacer comentarios como estos te carga, de cierta forma, con la energía negativa que conlleva el estar frustrado por algo. Es por ello, que hoy digo: “hasta acá no más! Nunca más”.

Esto no fue un descubrimiento epifámico, llevo un tiempo dándole vueltas y recibiendo retroalimentación e información desde el mundo exterior que me ha permitido llegar a un punto en el que ya no quiero ser más “… frustrada”, quiero ser la “aprendiz de…”, “la experta de…” o la que simplemente quiere disfrutar haciendo algo que le gusta, porque para eso no tienes que ser bueno, tienes que disfrutarlo.

Y, aunque debo decir que esas denominaciones traen consigo –además del negativismo– un aire misterioso y desolado, que intriga, o al menos eso creo yo. Pero no lo vale, no creo que valga el sentirme siempre inferior o frustrada.

En fin, esta búsqueda no sólo ha conseguido ese pequeño gran cambio en la perspectiva de mí misma, sino que también a revelado una gran verdad(?) fascinantemente oculta en mi, como lo es la idea de que tengo problemas con el compromiso. Pero no lo veamos desde el lado amoroso, el compromiso se ve en todo aspecto de la vida (humana). Cuando hablo de compromiso, me refiero al compromiso, a la relación conmigo misma y con las cosas que hago. Es cierto que mi vida se ha vuelto un tanto débil y sin propósito últimamente, pero también tiene que ver el hecho de que ¿cómo podría tener propósito mi vida si no soy capaz de comprometerme con alguno?.

Es por ello que he decidido a tratar de cambiar eso en mi vida, y demostrarme que puedo comprometerme con algo y estar bien con ello. Quise empezar con algo pequeño (que luego me abrumo y abandono todo) pero significativo, lo que me llevó a mi antiguo blog. Un blog que empecé hace casi ocho años y que fui abandonando paulatinamente desde hace alrededor de cuatro y que si bien tengo entradas más recientes, nunca fue lo mismo. Es por eso, que hoy, planeo revivirlo, en otro servidor y con otro nombre, comenzando desde cero. Obviamente con esto no espero tener ni fans (ufff, me quedé atrás con la tecnología parece), ni seguidores, ni comentarios; mi único objetivo es mantener este compromiso y si es que en algún remoto momento y desde algún remoto lugar alguien se topa de cara con este post y lo lee y le hace algún sentido para su vida y le sirva, pues excelente. Nada más.

Finalmente, nada más que decir que HOY, 27 DE MARZO DE 2016, COMIENZA LA HISTORIA DE LA TRAVESÍA DEL OSO.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s